El Hotel Rural – Restaurante “Los Frutales” es un alojamiento que promueve un nuevo concepto de turismo rural y de calidad. La existencia de “ Los Frutales” data de 1910, cuando era una posada que daba cobijo y comida a los montañeros, gabarreros que subían a trabajar al monte y a los pastores, que se cobijaban al paso con sus ovejas. Esa antigua posada se reformó y actualmente la finca consta de 2 construcciones contiguas (Restaurante y Hotel) de estilo rural en la misma orilla del río Guadarrama, totalmente reformadas y acondicionadas para que los huéspedes disfruten de un entorno único e idílico. La finca está situada en un lugar privilegiado, en el Valle de la Fuenfría (Cercedilla), en pleno corazón del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, y está formada por 10.000 mts cuadrados de jardines, terrazas y huertos repletos de árboles frutales y abundante vegetación autóctona y por el que discurre el río Guadarrama, que atraviesa toda la finca y que llena de agua fresca los estanques de truchas que posee la finca. También dispone de granja de animales y de un exuberante huerto que abastece de frutas, verduras y hortalizas al restaurante.

El Hotel rural se compone de dos habitaciones dobles y cuatro suites decoradas con encanto al estilo rural; todas ellas con baño completo, con ducha de hidromasaje, secador, tv satélite, caja fuerte, minibar y velux automático. Dispone de parking privado y terraza con sillones.

El hotel tiene exuberantes jardines en la orilla del río Guadarrama donde podrá pasear, relajarse con el sonido del agua y de las aves del entorno o leer un libro en cualquiera de los escondidos rincones de la finca. Además dispone de un amplio salón común con una gran chimenea donde calentarse en invierno y con grandes ventanales con bonitas vistas al río.

Destacar los estupendos desayunos (incluido en el precio de la habitación) a base de productos naturales de la tierra: zumo natural, bollería casera, embutido ibérico, huevos de corral de las gallinas de la propia granja con patatas fritas, yogur artesano casero, fruta de temporada, tostadas con mermeladas caseras, etc.

Todo el conjunto de la finca, Restaurante y Hotel Rural está pensado y acondicionado para que los huéspedes encuentren la armonía, la paz y el descanso que el viajero busca en un ambiente rural privilegiado rodeado de naturaleza y bajo la sombra de árboles frutales centenarios, (manzanos, perales, cerezos, membrillos, avellanos, nogales y ciruelos). Además en el Restaurante podrán disfrutar de una amplia gama de platos de comida casera con productos propios o de proximidad y de la más alta calidad.